Ponen fin a Programa de Renovación Vehicular; todo un fracaso

Fue en la clausura del Congreso Automotriz de la INA, julio de 2009, cuando Felipe Calderón anunció el Programa de Renovación Vehicular con un fondo federal de $250 millones que se podría ampliar a $500 millones de pesos para financiar la venta de 33,000 autos nuevos. Esta semana, en la ocnferencia de la AMDA, se anuncia el fin del fracasado plan que sólo colocó 12,000 unidades. Y eso si la cifra no fue “inflada”.

Eduardo Solís, presidente AMIA; Luis Gómez, presidente AMDA (Foto alvolante.info).

Aquel julio de 2009 los congresistas en el cónclave automotriz se pusieron de pie para aplaudir la medida. “Por fin va a haber un verdadero apoyo al mercado interno”, exclamaban algunos.

Los más de 10 requisitos que impuso el Programa de Renovación Vehicular (hasta la ridícula disposición de tomarle foto al auto chatarrizado) le dieron al traste. Además que a alguno de los “estrategas” financieros que elaboraron el plan, no tomó en cuenta que con $15,000 pesos de apoyo al consumidor, no se podía hacer mucho para realmente comprar un auto nuevo y verdaderamente detonar la compra masiva, como sucedió en Estados Unidos, Brasil, España…

En los primeros meses se aplicación del plan se habló de 1,200 personas que ya estaban en proceso de compra. En las distribuidoras la información no era clara. Culpaban a los centros chatarrizadores de insuficientes. “¿Cómo voy a llevar mi auto a Ecatepec si vivo en Morelia?”, se quejaban los interesados en el programa. No era viable. Tal pareciera se hubiera diseñado para que nadie quisiera aprovecharlo.

Entraron al quite la AMIA y la AMDA proponiendo que se utilizaran de una vez los $500 millones de pesos e icentivar con $30,000 pesos a cada comprador. No les hicieron caso. La Secretaría de Economía decía que el programa iría fluyendo poco a poco, al tiempo. Pero no fue así. Muchos automovilistas encolerizados estallaron contra las distribuidoras y contra el gobierno federal. “Es una mentira”, “es una vacilada”, “nos tomaron el pelo”.

Fue el pasado lunes 8 de febrero cuando Luis Gómez Sánchez, nuevo presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles, AMDA, le puso su respectiva lápida: “El Programa de Renovación Vehicular se ha agotado. Los $250 millones de pesos del plan, canalizados a través de las plantas armadoras,  se han utilizado. Hasta el momento se han chatarrizado 12,000 vehículos y 4,000 más están en el proceso de autorización”.

A duras penas llegará a 16,000 si las cifras de Economía son reales y no “infladas”. El programa era para 33,000. Aún habiendo sido el fondo de $250 millones de pesos se debieron haber cambiado 16,666 unidades.

Eduardo Solís, en su momento, a principios de año, señaló que el programa había fracasado.

¿Qué viene? Nada en concreto al corto plazo. Las ventas en enero cayeron 8% pero lo peor es que la caída ha sido constante: Enero de 2008, 76,617 unidades vendidas en todo el país; enero de 2009, 69,864 vehículos y enero de 2010, 64,064 unidades. De 2008 a 2010 la caída de los eneros es de 33.8% con todo y la euforia de la recuperación oficial que no llega a los bolsillos de los compradores de autos. Otra forma de ver el derretido pastel.

Léa también

Paros técnicos de Audi en Puebla por tres días; implementa plan “días de resguardo” en salarios

SAN JOSÉ CHIAPA, Puebla.– Audi de México, la división de lujo del Grupo Volkswagen, anunció, …

9 Comentarios

  1. Roberto Rivera

    La verdad fue un fracaso total por todas las trabas, reglas, la nula publicidad y el pobre incentivo que se le dio a este programa.

    Apenas este año estaba por convencer a mi papá para que chatarrizara un valiant 77 que ya no hace mas que dar penas aunque lo trae jalando, un celebrity 80 que lo mismo y que fueron autos que el compró para que sus hijos se movieran y que ahora como ya casi todos se fueron se la pasan la mayor parte del tiempo parados porque prefiero andar en micro que manejar esas cajas de muerto andantes.

    Yo soy estudiante y logré juntar un poco de dinero además de pedir un préstamo pero aun así no me alcanzó porque la chatarrizadora me quedaba muy lejos, eran demasiados trámites, solo me aceptaban un carro y ni se diga que Calderón ya está a 2/3´s y con lo de la tenencia puras promesas.

    Esperemos que en un futuro dejen de sacar programas al vapor, que no estén bien estudiados y vean la verdadera factibilidad económica que existe en México y no solo copien programas de países desarrollados que en primera no se revisan tanto el bolsillo.

    La verdad es que en México existen miles de personas como mi papa que prefieren tener los carros des-haciéndose frente a la casa que gastar tiempo en programas baratos y mal planteados que no traen beneficios reales.

  2. estimados usuarios de este sitio web un saludo. veran cuento con 3 camionetas las cuales van desde una dodge 300 doble rodado 1987, una chevrolet 1986 y una volswagen 1979 en definitiva listas para chatarrizarlas y si este programa no tuviese tanas “trabas” se podrian sacar de servicio estas “chatarras” si tan solo en Michoacan existiera un sentro de acopio de estas unidades en verdad estimados usuarios se disminuiria la contaminacion en este estado y se podrian adquirir autos nuevos “menos contaminantes” si alguno de ustedes estimados usuerios da una buena solucion compartanos como mejorar este programa que al final de cuentas no es tan “fracaso” la idea es buena creemos debates y ayuden a que sea factible con una buena critica como las que ya compartimos.
    saludos.

  3. Este programa nunca debio de existir. La ciudadania no tenia ningun motivo ni obligacion para andar regalando 15 mil pesos a desconocidos para que se compraran un auto nuevo… y la AMIA, limosnera y con garrote, ahora resulta que queria el doble de los contribuyentes. En fin, solo en Mexico…

  4. En efecto concuerdo con Ismael Tello, pero creo que tambien le falto publicidad tanto de parte del gobierno como de parte de los distribuidores, ya que a mi me ofrecieron en una agencia de Honda comprar una chatarra de 3 a 5 mil pesos ellos se encargarian de toda la tramitologia hasta llevarla al centro chatarrizador, despues de los 15 mil que puso el gobierno me ofrecieron otros 15 mil mas o sea en total 30 mil pesos de descuento por un city que la verdad no me convencieron porque no estoy interesado en comprar un auto de ese tipo pero lo comente con un conocido que si le entro y anda feliz estrenando auto, entiendo que la situacion del pais esta muy dificil, pero el problema es que ahora dejan entrar un monton de “clunkers” de EU y creo que hasta pagan menos impuestos eso es lo que en realidad le da un fuerte golpe a la industria, ademas de contaminar mas devaluan los autos nacionales mas rapido.

    Saludos
    Ciao

  5. A mi ver como consumidor, el problema no radica en la cantidad que “abonara ” el gobierno por el auto chatarra, sino la horca de tener una deuda de 150 mil pesos de un auto, y que por la inestabilidad del país, y de los empleos, que pasara si se quedan sin trabajo somo se va a pagar!! yo creo que no es tanto el “descuento” o como se le llame, el problema es la deuda que uno adquiere.

    Asi es a mi entender, ademas otra cosa mas, y no quiero desprestigiar a nadie, analicemos el perfil del dueño del auto candidato a deschatarrizar,

    Para empesar debe tener mas de 10 años, y caminar por si solo, en las condiciones que lo traiga, el carro ya de inicio no circula, ya anda en talleres para reparaciones, y ya incluso hasta algun ajuste de motor.

    Deve ser un auto que no valga mas de 15 mil pesos. “mejor lo vendo en 25 y le gano mas” compren un vocho en 3 mil pesos, deschatarrricenlo, y les dan 12 mil por el mas los 3 que le invirtieron, eso es negocio!!

    Si en 10 años no compro un auto nuevo se debe a varios factores, no es sujeto a crédito, no le alcanza, o simplemente no tiene con que comprar un carro nuevo, si en mas de 10 años no compro un coche, hay alguna razon, y la situcion economica no esta como para andar comprando coches cada dos años y si no pago en este tiempo un coche nuevo menos va a pagar 150 mil de deuda!! y con los gastos extra que esto conlleva, tenencias, seguros, gasolina etc etc,!!! por eso con su vocho 81, no gasta nada de eso y el monito es feliz!!

    yo creo que la cosa del fracaso del programa, va mas por el plano social-económico, que por la ecología o motivar las ventas del sector, si en efecto hubo 16 mil personas que si lo tomaron (sino inflaron cifras) y aceptaron lo que conlleva pagar todo eso extra.

    pero y donde quedan los demás 5 millones de autos mayores de 10 años que hay en el país??? (no se bien la cifra pero puede ser un estimado).

    • Ismael,

      bien analizado: En Estados Unidos se vendieron 700,000 unidades con el Cash for Clunkers (Efectivo por Chatarra), en España 250,000 y sigue el plan, en Brasil también corrigieron sus ventas con programas similares. Pero la ayuda en EU fue de $45,000 fierros. Cierto, el problema es económico. Si la población njo mejora sus ingresos no hay para dónde hacerse con la reactivación del sector. No llegará, no existe, no hay manera. Muy cierto. Saludos y qué bueno que te encanta darle a la tecleada.

      Saludos y enhorabuena a los amigos del volante de toda la vida, no nomás de un día (domingo).

      César Roy Ocotla
      Editor de alvolante.info

  6. El prodiat no funciona porque $15,000 pesos es muy poquito incentivo.

    Deberìa haber una tabla de Incentivos desde $20,000 hasta $50,000 dependiendo de la carcacha que se và a triturar.

    Los posibles usuarios del programa de renovaxiòn vehicular de seguro ya hubieran cambiado su coche viejo por uno nuevo si tuvieran las posibilidades;Pero para hacerlo necesitan un buen incentivo,algo que realmente les ayude a comprar un coche nuevo.

    Lo de Calderòn fue solo una vacilada,como mucho de lo que ha hecho en su gestiòn.

    Saludos

  7. Buen dia a todos.

    Cuando quize comprar un vehículo nuevo a finales de al año anterior, contaba con $30,000, para el enganche, dándome cuenta de que habia que pagar alrededor de 3 ó 4 seguros por supuesto que estaban incluidos en el financiamiento y haciendo la suma de estos seguros daban la fabulosa cantidad de $28,000.

    Resultando que solo iba a abonar $2,000 a capital, sobre un precio que desde el principio esta inflado (precio de lista), haciendo cuentas en total iba a pagar $150,000 por el auto nuevo más barato que pudiera existir aqui en México y en realidad eso es desanimador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *