Industria de EEUU comienza a revelarse contra decisiones arancelarias de Trump

Empresas como General Motors y Ford, entre otras, han manifestado una seria preocupación por las medidas económicas adoptadas por el gobierno de Donald Trump de poner tarifas arancelarias a la importación de materias primas indispensables para el sector automovilístico estadounidense. Otras dicen que ello incrementará los precios de los automóviles en el país.

La industria en Estados Unidos reacciona ante las medidas del gobierno de Trump (Fotos de archivo).

Una vez que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, han quedado suspendidas por decisión del gobierno de Estados Unidos, y ante el proceso electoral mexicano, las medidas instauradas por Donald Trump para incrementar las tarifas arancelarias al acero y aluminio proveniente de países como Canadá, México y la Unión Europea, así como otras aplicadas a China, las empresas automotrices de la Unión Americana han manifestado su rechazo a tales circunstancias, argumentando que su implementación estará incrementando los precios de los automóviles en el vecino país.

General Motors ha amenazado con retirar sus inversiones en nuevas tecnologías como autos eléctricos y autónomos en Estados Unidos, si persisten las decisiones del gobierno por seguir aplicando impuestos a los productos de la cadena de suministro ya elaborada por más de 20 años con países como Canadá y México.

Planes de contingencia en EEUU ante el aumento al precio de los autos.

El caso de Ford con su anuncio de invertir en la fabricación de autos eléctricos en México es un símbolo de la contrariedad de la industria estadounidense con su gobierno.

Otras empresas como FIAT Chrysler están llevando a cabo medidas precautorias para evitar la baja en la venta de automóviles motivada por un incremento en los precios de los vehículos. Esos planes de contingencia se estarán viendo en las próximas semanas en las agencias.

Las negociaciones del TLCAN no podrán continuar por las medidas de Trump de castigar a sus socios históricos en América del Norte. Ni Canadá ni México tienen la disposición de continuar las mesas de discusión con este escenario desfavorable encima de ellos, pues han tomado represalias contra Estados Unidos subiendo los aranceles a muchos productos y afectando a los productores norteamericanos (de toda la región).

Europa ha iniciado también un proceso de castigo a los productos provenientes de Estados Unidos, lo que preocupa a todas las empresas en ese país que verán afectadas sus exportaciones.

Léa también

Ventas segmento B Jul 2018.– Nissan Versa, Chevrolet Aveo y VW Vento; la mejor oferta, el KIA Río

Pese a no haber datos oficiales, Al Volante ha conseguido la tabla de los cinco …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *