Ford de EEUU se reestructurará, cambiará imagen, desarrollará vehículos rápidamente y pone a rodar autónomos en Washington

Una semana de encuentro entre los 5,000 distribuidores Ford de Estados Unidos y Jim Hackett, su presidente. Para acabar con la incertidumbre les prometió modernizar las salas de venta, desarrollar más rápidamente nuevos productos y ha sacado a la calle vehículos autónomos en la misma capital estadounidense, Washington.

Jim Hackett: ¿Suficientes los cambios para la viabilidad de la empresa? (Fotos de archivo).

Hackett tiene fama de despedir gente. Habrá que recordar que en su anterior trabajo ya hacía lo propio para, con eso, tratar de limpiar los números rojos de la empresa. Ford espera para 2019 despedir y ajustar su planta laboral en prácticamente todo el mundo, o al menos en los principales centros neurálgicos; Asia, Europa y América Latina. En China no porque está creciendo, y en Estados Unidos tampoco porque Trump tomaría rencillas contra la firma (recuerden la cancelación de la planta en México, en San Luis Potosí).

Hackett y su equipo de trabajo ha llevado a cabo su reunión anual en Las Vegas. Entre subir a sus distribuidores a los GT nuevos en el óvalo desértico y hablarles de la realidad de la compañía, han quedado claras tres cosas: 1. Va a renovar las salas de venta de todas las agencias en Estados Unidos. 2. Va a desarrollar un programa mediante el cual las etapas de un vehículo desde la concepción hasta la salida de la fábrica, lleven menos tiempo y 3. Ha puesto a rodar su primer vehículo autónomo, teniendo ahora como sede de pruebas la ciudad de Washington.

El Ford Fusion autónomo por las calles de Washington, D. C., esta semana.

No se sabe si con estos preceptos de renovación haya podido borrar de la mente de sus seguidores, distribuidores y compradores, la incertidumbre prevaleciente hasta el momento por la crisis que vive la firma no sólo en Estados Unidos sino también en México, país que ha pasado del cuarto al octavo lugar de ventas con caídas promedio del 20% en sus pedidos.

Hace dos semanas usted podía comprar acciones de Ford Motor Company a 9 dólares en Wall Street, el precio más bajo desde 2009.

El nuevo emblema en Las Vegas fue “Ford Orgullosa”, como si faltara arrogancia a la firma automotriz. Analistas han comentado que a Ford le falta un poco de humildad y de saber decir: “Nos equivocamos, vamos a corregir el rumbo”. Pero no. Orgullosa Ford, como “Orgullosa María”, aquella vieja canción de The Creedence.

Ford GT 40 Heritage Gulf, con Joe Hinricks, vicepresidente global de operaciones y el piloto Joey Hand.

¿Por qué casi todas las empresas automotrices piensan que la renovación de sus planes comienza por la renovación de sus agencias? ¿Por qué la forma y no el fondo? Pues por ahí va a comenzar Ford, por cambiar la apariencia de sus salas de venta, cuando hay miles en Estados Unidos que ya ni siquiera acuden a las distribuidoras a comprar un auto, sino que lo hacen por línea, digitalmente.

Ford presentó cambios leves a sus líneas Fusion, Focus, Fiesta. Y ahora, dos de estos tres van a desaparecer. En cambio le apostará a los eléctricos, vehículos que le llevarán dos o tres años en desarrollar. ¿Cómo habla de acelerar el paso al cambio de paradigmas? La planta de Cuautitlán, México, donde fabricará autos de pilas la tendrá lista en no menos de dos años. ¿De qué velocidad, de qué rapidez estamos hablando?

Ford Ranger 2019 saliendo de la línea de producción en Michigan.

Mark Fields fue despedido por su tardanza en negociar con Google el programa de vehículos autónomos. Hackett presume de su excelente relación con el Valle del Silicón en California, sede de la nueva tecnología que necesita la industria automotriz para desarrollarse. Veremos cuánto le lleva rodar el primer autónomo por las calles de Washington, con los permisos, la normatividad al respecto, sin que el vehículo atropelle gente.

Lo bueno de Nevada fue que muchos distribuidores ya conocieron en persona a un Jim Hackett que les era desconocido, ser de otro planeta.

Y volviendo a los despedidos, en donde “Don Tijeras” es bueno, mire: En 2007 trabajaban en Ford, en América del Norte (AN), 94,000 y en el mundo 246,000. En 2017 en AN 100,000 pero en el mundo han bajado a 202,000. ¿Ya sabe usted por dónde llegará el tijeretazo?

¿Será?

 

Léa también

Autodinámica Show 2018 arranca este miércoles 7 de noviembre en Monterrey

Todo está listo para que los días 7 y 8 de noviembre inicie, en Cintermex-Monterrey, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *