Caso Carlos Ghosn.– La nueva detención, fin de año en prisión y las complicaciones

Carlos Ghosn salió de la Cárcel de Detenciones de Tokio pero al poco tiempo fue aprehendido nuevamente. Los nuevos cargos son el abuso de confianza a Nissan Motor Company. Uno de los hombres de la industria automotriz más ricos del mundo pasará el resto del año en prisión.

Carlos Ghosn con sus hijas Nadine y Caroline en el álbum de familia (Fotos de agencias).

En días previos de este mes de diciembre, los abogados de Carlos Ghosn, ex-presidente de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, lucharon con denuedo para lograr la libertad del magnate esta semana. Y lo consiguieron. La Fiscalía en Japón no pudo detenerlo más pues se terminaron la veintena de días para la investigación. Se pidió que se alargara el plazo, pero los defensores del jerarca alcanzaron su salida de la Cárcel de Detención, en Tokio.

No pasó mucho tiempo. A las horas de su salida, la policía nipona nuevamente lo aprehendió, ahora acusado del abuso de confianza por parte de Nissan. Analistas del sector apuntaron que esta segunda detención vislumbra un fuerte conflicto del consorcio japonés contra Carlos Ghosn. Por tanto, el millonario ejecutivo pasará la Navidad y el cierre del año 2018 en prisión.

Greg Kelly, brazo derecho, también detenido junto con Carlos Ghosn

De acuerdo con The New York Times, el ejecutivo multi-marcas tendría el pasado 19 de noviembre, día de su aprehensión, una cena con una de sus hijas, Maya, que le iba a presentar a su novio Patrick. Ghosn viajaba desde Beirut, Lïbano (su segunda patria), luego de asistir a juntas de su negocio bodegas de vino,  a Tokio, Japón, para tener ese encuentro en un lujoso restaurante en los suburbios de la capital, en Ginza. Pero bajando del avión privado pagado por Nissan, Carlos fue hecho prisionero y trasladado a la Cárcel de Detención de Tokio. La cena ya no se pudo llevar a cabo.

Desde entonces, el ex-presidente corporativo ha sido acusado de defraudar al fisco con ganancias anuales de sueldo, maquilladas, con el fin de pagar menos impuestos. Pero ahora hay acusaciones directas de Nissan por abuso de confianza al hacer uso ilícito de recursos económicos de la empresa para fines personales, una vida de lujos extraordinarios, la compra de casas en diversas partes del mundo, una de ellas en Copacabana, Río de Janeiro, en Brasil.

 

Léa también

Ventas en EEUU fueron 69% SUV´s y 31% sedanes; bajará demanda a 16.8 Mlls. este año

La industria automotriz de Estados Unidos vendió en 2018 un 69% del mercado en camionetas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *