Se va Gabriel López de Ford de México; le sustituye, en julio, Héctor Pérez

Una presidencia gris, sin ímpetu, nada brillante. Son las opiniones de tres distribuidores que hablan a Al Volante de la salida del ejecutivo argentino Gabriel López que dejará el máximo cargo de Ford Motor Company de México a finales de junio. En julio toma posesión el venezolano Héctor Pérez, quien era director de ventas y mercadotecnia. “El arribo de los mercadólogos”, dice un ex-ejecutivo entrevistado.

Gabriel López, adiós (Fotos de archivo).

En un escueto comunicado de prensa, que a esta hora de nuestro cierre aún no llegaba a todos los medios de información, Ford de México informa que Héctor Pérez será, a partir del 1 de julio, el nuevo presidente y CEO de la empresa de Santa Fe.

Gabriel López será presidente del Grupo Sur de Ford Sudamérica, sucediendo en el cargo a Enrique Alemañy que se retira luego de 37 años de servicio. Héctor Pérez fue presidente del Grupo Norte de Ford Sudamérica, hace algunos años.

Pérez era director de ventas, mercadotecnia y servicio para México y el Caribe, además de laborar hace años en Ford Andina y Ford Sudamérica, pero se ha decidido, seguramente en Estados Unidos, su cambio luego que la estadounidense está en el octavo lugar de ventas en el mercado mexicano.

Del cuarto lugar de participación, hace años, al octavo ahora.

Para tres distribuidores entrevistados vía telefónica esta mañana, la dirección que Ford de México ha tenido en los últimos años es muy preocupante. “Nos dijeron que habría utilidades y no las puedes tener cuando tus vehículos de mayor demanda son el Figo, un auto chico, y las Ranger, que ahora sí comienzan a llegar pero en las demás líneas no somos competitivos”.

Otra opinión es que “fuimos a Estados Unidos a exponer la queja y pensábamos que nunca se nos haría caso. López simplemente fue un señor que vino a llenar un asiento pero nunca se puso la camiseta por la compañía en México. No puede ser que dejes ir la participación de mercado en aras de ganar dinero. Eso no lo es todo, necesitamos enderezar a la marca luego de muchos años de desatención, francamente”.

Y una más: “El asunto de las cajas (Powershift) nunca lo atendió. Miles de afectados dejaron de comprarnos coches y eso lo pagamos con ese octavo lugar en las ventas. Ojalá que este muchacho que ahora entra, trabaje con la red de la mano, a fin de cambiar la percepción que la gente, antes leal a Ford, tiene de nosotros”.

Las cajas robotizadas “Powershift”, el gran dolor de cabeza para la red.

La percepción de entrevistados es que Ford ha pasado de ser un país planificador de su propio desarrrollo manufacturero, a tener como cabezas a meros administradores, mercadólogos. Y no es reciente, desde que llegó Juan Manual Machado se percibió esa idea; Phillipe Mellier y otros pasaron de ser presidentes a ejecutadores de las órdenes recibidas desde Estados Unidos. Hace muchos años no fue así, México proponía productos novedosos, innovadores, y peleaba en Detroit por alcanzar sus propios objetivos. Todo eso acabo.

Los retos para Héctor

Ford vendió en abril pasado 5,364 unidades, 9.5% menos que el mismo mes de 2017; tiene el octavo lugar de ventas y el octavo en participación de mercado. En los años 60 era líder del mercado con la venta de su Ford 200 y luego Ford Falcon. Bajó al segundo lugar cuando llegó el VW Sedán. Pero se mantuvo con el pasar de los años en los primeros cuatro lugares a nivel nacional. Ha sido en los años 2000 que comienza perder mercado hasta el octavo lugar. Se dijo que buscaban rentabilidad, utilidades, en vez de volumen. Si eso fuera cierto ¿por qué el cambio ahora?

Eléctricos, ¿el futuro de Ford Cuautitlán?

Para Héctor Pérez el reto será si sube su participación o se quedan en ese sitio. Y para eso necesita un portafolio de productos adecuados. El Figo es su auto más vendido (lo dicen los distribuidores entrevistados porque la marca no reporta a los medios mes a mes sus ventas). Y en camionetas la Ranger es la que les genera tráfico en las agencias. Pero el Fiesta irá para afuera pues se deja de producir y se deja de vender en todo el mundo en un par de años más. Y el Focus se deja de producir en Michigan para dar paso a la producción de Ranger y Bronco (que regresa). Los Focus para la zona TLCAN vendrán ahora de China.

Otro reto es la producción en Cuautitlán. Esta planta quitará la línea de producción del Fiesta en breve tiempo y no se ha dicho nada de proyecto de vehículo eléctrico para esa fábrica. Habrá que ver también el futuro para Hermosillo, porque es otra planta que va a quitar la producción de Fusion por la decisión desde Estados Unidos.

Y de paso, la relación con medios, que no es lo mejor que se desearía.

 

Léa también

Mitsubishi Motors México pinta su raya de FIAT-Chrysler; se prepara la separación

Ante la compra del 33% de las acciones de Mitsubishi Motors por parte de Nissan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *