Reunión Amigos de VAM el 17 de noviembre 2017.– 1975, año de contrastes; se lanza el Pacer

Con miras a su reunión bianual de 2017, los Amigos de Vehículos Automotores Mexicanos (VAM) se volverán a encontrar el viernes 17 de noviembre en conocido restaurante de Valle Dorado, Tlalnepantla, Estado de México. En 1975 VAM sufre altas y bajas. Se lleva a cabo la introducción del Pacer pero American Motors Corp., AMC, atraviesa por una terrible situación financiera. Ese año se lanza el Pacer 1976.

VAM albergaba una gran esperanza en la venta del Pacer o la Pacer (Fotos de archivo).

Los Amigos de VAM infomaron a Al Volante que la segunda reunión anual de 2017 se llevará a cabo el viernes 17 de noviembre, a las 15 horas en el Restaurante “Asadero del Pibe” localizado en Valle Dorado, en Tlalnepantla, Estado de México, cerca del Periférico Norte.

Los mediados del año 1970, por ahí de 1975, fueron de los mejores en la vida de la empresa cien por ciento nacional, Vehículos Automotores Mexicanos, VAM. De acuerdo al libro “El Sueño Posible. La Historia de Willys Mexicana / Vehículos Automotores Mexicanos 1946-1986”, escrito por el Ing. Salvador Díaz Espejel, esos meses presentaban a una firma automotriz sólida, bien posicionada en el mercado, en su imagen y estabilidad, pero se presentaba nubarrones en las finanzas de la estadounidense American Motors Corporation, AMC, de la que VAM tenía el permiso para comercializar las unidades Rambler pero con una mexicanización de las unidades, ya que en la planta de la colonia Industrial Vallejo, en el Distrito Federal, se hacían decenas de mejoras en motores, acabados y en el diseño mexicano que participaba en su manufactura.

La Pacer desarrolla componentes nacionales diseñados por la ingeniería mexicana.

En 1972 se reciben los primeros bocetos de lo que sería el Pacer en 1975 en Estados Unidos. Se equipará con el motor de seis cilindros (todos los VAM fueron de esta cilindrada) 258. El proyecto de faros retráctiles para el Pacer que traería motor rotativo Wankel, se canceló por los consumos de combustible en años de recesión petrolera (la crisis del Golfo Pérsico estalló en 1973 y continuó varios años más adelante). En febrero de 1975 se presenta en el país vecino, en tres versiones: Básica, X deportivo y el de lujo DL con motor 258. Mientras en EEUU se presentó una versión con asiento de banca delantero, para México solo se equiparon los mejores asientos individuales, muy cómodos.

Dirección de piñón y cremallera, lo mejor de ese momento; radiador de flujo horizontal, apertura de cofre a “corta viento” (lo más seguro en ese momento); roll-bar en la estructura del auto, puerta izquierda más larga para acceder a las plazas traseras, suspensión de los resortes situados entre las dos horquillas (inédito en la historia de AMC).

Los instrumentos del Pacer, sencillamente espectaculares para su momento.

El 12 de octubre de 1975, y en nueve meses de desarrollo a toda velocidad en la planta de VAM, es lanzado el Pacer 1976 como la estrella del momento, eligiendo el Eje 3.07 como el mejor para lograr más velocidad de arranque, mayor velocidad tope y el mejor rendimiento de gasolina.

Dos factores afectaron la venta de Pacer: Se habían producido solo 176 y la demanda fue tan fuerte que muchos se quedaron sin su auto. Segundo, el gobierno anunció aumentos en los precios de autos pero el Pacer fue el primero en anunciar el nuevo precio de 93 mil pesos cuando el American 76 costaba 63 mil.

Estos y otros temas, se tratarán en la comida de VAM, el 17 de noviembre. Antes, el 29 de octubre, en la explanada de la delegación Azcapotzalco, CDMX, se hará un encuentro de autos clásicos donde el Club Rambler tendrá una dinámica participación con autos y charlas sobre su historia.

Parte del anuncio del Pacer en 1976.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Léa también

Encuentro del Club Rambler el 29 de octubre en Azcapotzalco

El Club Rambler, que agrupa a los entusiastas seguidores de los modelos producidos por Vehículos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *