R6 TLCAN.– Nada para nadie y viene secretario de Estado a México

Por más satisfacción que el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo (México) mostró ante las cámaras al terminar la Sexta Ronda del Tratado de Libre Comercio (R6 TLCAN) en Montreal, Canadá, no hay nada para nadie aún y las negociaciones seguirán a finales de febrero en la capital azteca. Viene a México el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, a entrevistarse con Enrique Peña.

Salvo reglas anticorrupción, el TLCAN no avanza sustancialmente (Foto de agencias).

Han finalizado las rondas de conversación entre los tres países firmantes del tratado, México, Estados Unidos y Canadá. Y no hay avances significativos en materia automotriz, que es el tronco neural que une a los firmantes en una industria que ha crecido trilateralmente, pero en donde Estados Unidos acusa desigualdad, siendo el país menos efectivo en el control de su déficit comercial con otros países.

Durante los primeros días, del 23 al 29, le han trabajado fuerte a normas anticorrupción con especial dedicatoria a México, que ha destacado por un gobierno que no puede presumir por los altos índices de malos manejos de sus operaciones comerciales, entre otros muchos factores de la economía, la producción y la actuación política.

Se formaron 30 mesas de trabajo donde hubo acuerdos meramente de procedimiento en materia de transferencia tecnológica, textiles y otros rubros. Pero en el automotriz, nada concreto.

TLCAN, Guajardo; ALENA, Freeland; NAFTA, Lighthizer.

Pero fuera de ello no se acordó  nada en reglas de origen donde Estados Unidos quiere salir mejor librado con un contenido del 85% en los componentes “Made in USA”. Tampoco han avanzado en el arreglo de controversias que, según el TLCAN de 1994 deben arreglar las tres naciones. Estados Unidos quiere que se diriman en su país, lo que México y Canadá rechazan.

Un punto más es el mínimo aceptable de componentes de los tres países sin que ninguno “puenteé” autopartes de terceros países como China, Brasil u otros.

Para los observadores políticos, la visita del secretario Tillerson a México la próxima semana, tiene todos los tintes políticos que se pueda imaginar, para presionar sobre el TLCAN, pero, de paso, entrometerse en los asuntos internos de México sobre las elecciones de este mismo año.

Léa también

Honda abre nuevas agencias en Monclova y Piedras Negras, Coah.; las anteriores siguen funcionando

El pleito legal entre Honda de México y Autos Bellavista continúa. Pero la firma japonesa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *