Mayra González, de Nissan, ordena no reportar datos a la AMIA; le sigue Steffen Reiche, de Volkswagen

Atareada por la pérdida mensual de penetración de mercado, por los altos inventarios en la red de distribuidores, por los fracasos últimos en los lanzamientos de producto, la presidente y director general de Nissan Mexicana, Mayra González, en un acto de desesperación, ha ordenado a sus colaboradores que no reporten más sus ventas detalladas mensuales a la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA. Al analizar la acción, Volkswagen de México, con Steffen Reiche como nuevo presidente, ha optado por seguirle el camino a Nissan y no reportar sus datos a la agrupación.

Mayra González. Desesperada determinación al negarse a informar de las acciones de la empresa que representa (Fotos de archivo).

Fue el pasado lunes 7 de mayo cuando los representantes de la AMDA y la AMIA presentaban el reporte mensual de ventas, producción y exportaciones. Al llegar al renglón de envíos al exterior, no se mencionó la exportación de Nissan. Y los reporteros preguntaron por qué. La respuesta fue llana: Nissan se negó a otorgar sus números.

Pero no fue la acción solitaria de Mayra González, presidente y director general de la firma japonesa líder del mercado mexicano. Le secundó el Grupo Volkswagen de México tanto para sus marcas VW como SEAT. Por tanto, el reporte es incompleto y no fue lo único. Tampoco se dieron cifras de los autos más vendidos por segmento. Estas dos empresas, Nissan y VW, no hicieron su tarea que por más de 40 años se venía cumpliendo por parte de toda la industria automotriz.

Al Volante entrevistó a un ex-ejecutivo de Nissan Mexicana, recién puesto en la calle. Se le pregunta por qué Nissan ha tomado esta decisión:

— ¿No sienta esto un precedente peligroso en que toda la industria decida ya no dar cifras mensuales a los medios y a los analistas que son muchos?

Uno de los patios de Nissan en Aguascalientes, en noviembre pasado (Foto especial).

— La decisión la tomó Mayra González. Es un acto de desesperación porque los números no le salen. Primero fue el fracaso de la introducción de la camioneta Kicks que no logró levantar desde su lanzamiento en septiembre de 2016. No se vendía y nos ofrecieron a los empleados comprar una con ciertas facilidades de pago, pero la verdad es que a nadie nos gustaba. Fue un capricho de José Muñoz (entonces vicepresidente de Nissan Estados Unidos) y a Mayra no le quedó otra que armar un plan para su comercialización. Y así como ese hecho, muchos otros. Puso en la calle, como dices, a 30 ejecutivos de nivel medio a fin de acomodar su equipo a su estilo. Pero las cuentas no le salían tampoco. Vinieron la baja en la penetración de mercado, cada vez más, cada vez más hasta que estalló y decidió no reportar más números a la AMIA para que se dejara de hablar mal de la compañía. A ver ahora cómo le va, porque los inventarios son tan altos y tan preocupantes, que a ver cómo salta este obstáculo que le puede costar el puesto.

En efecto, José Muñoz, quien además fue presidente y director general de Nissan Mexicana hace unos 15 años atrás, ha sido enviado hasta China y, por ende, ha dejado de proteger a su colaboradora, la mexicana Mayra González. Vendrá un nuevo jefe francés a dirigir a Nissan en Estados Unidos. Y puede traer otros planes para México… y otra gente.

— ¿Qué gana Mayra González con esta medida (no reportar a la AMIA sus cifras)?

— Está haciendo tiempo a ver si las cosas se le componen. Hay altos inventarios no sólo de XTrail, como bien escribiste, sino de muchos de los modelos: Pathfinder, Altima, Sentra y otros. Y a eso añádele que sus ventas en Estados Unidos han bajado al grado que se han quedado los pedidos en Aguascalientes con patios llenos de vehículos. Una escena nunca antes vista. Lo peligroso, como dices, es que todas las empresas se pongan de acuerdo para descontinuar los datos mensuales a la AMIA, con lo cual se perderá el barómetro de medición de la marcha de toda la industria automotriz en México.

A José Muñoz lo mandaron a la China (Foto de Al Volante). 

— Esto no es bueno para nadie…

— Por supuesto que no. Esto habla de una total incompetencia. En vez de ser más eficientes con la entrega de sus cifras a tiempo y mes a mes, lo más fácil es meter la cabeza en el agujero y negarse a ver su realidad.

— ¿Y qué papel juega Pedro Albarrán y su flamante vicepresidencia de ventas?

— Fue un choque de trenes. Al darse cuenta del carácter de Mayra, Pedro no tuvo otro remedio que meterse a su oficina y no abrir la boca. No lo corren porque sería mal visto un debut y despedida en estos momentos. Pero de lo que pase en los próximos días en Nissan Mexicana, la última palabra la tendrán, desde Estados Unidos, los nuevos ejecutivos.

VW: Lo que hace la mano hace la tras

Cuando Volkswagen de México, ahora con Steffen Reiche como su presidente y director general, y sus principales directivos, se enteraron que Nissan Mexicana dejaría de dar datos de exportación y su tabla de los autos más vendidos, la firma alemana desde Puebla se preguntó: “¿Qué hacemos?” Y se volvió a preguntar: 2¿Por qué si Nissan se niega a dar la información nosotros sí lo tenemos qué hacer?. O vamos todos o no va nadie”. Y no fueron, en detrimento de 100 periodistas en el país y una docena de casas consultoras, además de miles de afectados colaterales.

Steffen Reiche, se estrena con no muy buen panorama (Foto de VW).

El antecedente de General Motors

En otra conferencia de prensa de AMDA-AMIA, hace unos meses atrás, ya General Motors de México había hecho lo propio. Se negó a proporcionar sus cifras argumentando que habían cambiado de metodología para medir ventas por auto entregado y facturado y no por el denominado “mayoreo”. Curiosamente, ese mes no reportado, sus ventas cayeron a dos dígitos. Enorme coincidencia.

El caso de Nissan se da justamente en ese parámetro. Y el de VW cuando se debería medir el primer mes de ventas de su nuevo auto Jetta séptima generación.

¿Habrá alguna autoridad en la Secretaría de Economía que meta en cintura a las empresas y de paso a la AMIA?

Léa también

Volkswagen de México, 12 millones de vehículos después: Del liderazgo al tercer lugar

Cuando en 1967 Volkswagen de México inició la producción de su planta en Puebla, Pue., …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *