KIA Río sedán 2019.– El motor de 121 bhp, frenos de disco y seis bolsas, bien valen la pena para el cambio

La gran pregunta del público ha sido: ¿Mejor el KIA Río sedán que el Nissan Versa? Y, a todas luces, claro que es una mejor opción. Motor de 121 bhp capaz de subir las pendientes, seis bolsas de aire que el otro no tiene, el control de estabilidad y los frenos de disco en las cuatro ruedas,  hacen una no-ta-ble diferencia. Veamos.

Además, en diseño también lleva ventaja el KIA Río sobre el otro (Fotos de la marca).

KIA Motor de México pone en nuestras manos el subcompacto más vendido por la empresa, el Río sedán 2019 que trae algunos rasgos distintivos en la carrocería pero sigue siendo igual de eficiente en todos los demás rubros. Bueno,  hay que ponderar: En consumo de gasolina es más eficiente el Versa 1.6 litros de 106 bhp, que acusa falta de potencia cuando se trata de llevar a cinco pasajeros con maletas al aeropuerto (dicho por los choferes de Uber, por ejemplo). Y entonces lo que hay que hacer es decidir: “Prefiero suficiente potencia para que me lleve a todos lados, aún en subidas, o me quedo con el consumo a favor del japonés hecho en México”. Yo me quedo, lo digo sinceramente, con todo el equipamiento de seguridad que ofrece el KIA Río sedán y que no tiene el otro, menos en las versiones de entrada.

Al volante

Estamos en un subcompacto del nivel “B” (el nivel “A” lo hace por ejemplo el Chevrolet Beat del que mejor ni hablamos por su baja calidad de producto), KIA Río sedán 2019 que incursiona en un competido segmento con más de 20 elementos diferentes. Hecho en la planta de Pesquería, Nuevo León, cerca de Monterrey, México, el Río sedán se ha posicionado rápidamente dentro de los cinco primeros lugares de ventas, siendo un digno rival del Versa y aún del Vento, que también adolece de carencias cualitativas desde India.

El puesto de mando es muy cómodo y los controles fáciles de identificar.

Equipado con un motor de cuatro cilindros de 1.6 litros con 121 bhp (de las potencias más altas en el segmento sólo igualado por el Ford Fiesta), con un par motor de 111 libras pie, con un peso de 1,135 kilos y una relación peso-potencia de 9.3 kilos por caballo, el KIA Río sedán 2019 tiene un comportamiento muy firme, muy estable en la ciudad y en la carretera.

Trae montadas llantas de perfil alto para rin de 17 pulgadas pues nos fue facilitada la versión EX Pack (TA) que le confieren un magnífico agarre en las curvas, con gestor de estabilidad que ayuda al control de estabilidad a mantenerse mucho mejor que el insufrible Versa. Otro punto a su favor.

KIA RÍO SEDÁN 2019, VERSIONES Y PRECIOS

LX TM rin 15″, $244,900

LX TA rin 15″, $259,900

EX TM, rin 17″, $283,600

EX TA, rin 17″, $293,600

EX Pack TA quemacocos, $314,900

La parte trasera es más “clásica” pero en la parte inferior la fascia ha sido rediseñada.

Terminando el apartado de potencia, hay que decir que KIA ha preferido inferirle a sus vehículos más respuesta a la aceleración necesaria en un rebase, por un motor, que si bien no es turbocargado, tiene inyección multipuerto y no inyección directa. La buena noticia es que ya vienen los turbos para la surcoreana en 2019, al menos en Forte.

Ya hablamos de la potencia, ahora del equipamiento de seguridad donde el otro se pone a temblar: Frenos de disco en las cuatro ruedas (seguridad para saber parar el auto a tiempo) con ABS; gestor de estabilidad (mejor curveo), control de estabilidad (para no perder el auto en el frenaje en curva), seis bolsas de aire (cuatro en el otro), anclaje ISOFIX para bebés en lal parte posterior, asistente de arranque en pendientes, sensores de estacionamiento y cámara de reversa en versión equipada.

Si me lo pregunta, prefiero este paquete de seguridad activa y pasiva al sólo menor consumo de combustible. Sí, sí, sí. Ya sé que eso pesa mucho a la hora de decidir una compra. Pero prefiero pagar unos pesos de más a la semana en gasolina, que arriesgar a mi familia en un accidente. Decida usted.

El maletero mide 387 litros, algo menor que el del Versa.

Un auto de 4.3 metros de largo es muy útil en la ciudad, para guardar en la cochera, en fin. El tamaño, pensamos, ideal de vehículo en la casa. Y este modelo nos gustó por la potencia. Hay veces que quieres salir del marasmo que representa el tráfico y te falta aceleración. O en una subida a Santa Fe (zona alta de la capital mexicana) el auto no sube porque traes tres pasajeros a bordo y el aire acondicionado puesto. Entonces el balance es el adecuado, y sin ser tan aburrido como otros en su comportamiento dinámico (no, no estoy pensando solamente en el Versa… ¡también en Vento! Ja ja ja). No, ya siendo un poco más serios: Hay que manejarlo junto con los otros para tomar una buena decisión.

La versión probada viene con transmisión automática (TA) de seis velocidades. Pero si elige la versión manual también de seis cambios, la potencia la va a manejar usted como quiera (la versión equipada trae un modo manual que es muy eficaz), computadora de viaje, espejos laterales exteriores abatibles, faros de halógeno y niebla (a ver cuándo los LED en la versión equipada), 15 kilómetros por litro promedio (puede subir o bajar dependiendo del tráfico), apertura inteligente del maletero, aire acondicionado automático, pantalla de 7″ y botón de arranque desde la versión EX.

KIA Río sedán, una buena compra.

Competidores en el mercado

Vea las cifras de INEGI de enero a noviembre de 2018: 1. Nissan Versa, 82,794, 2. Chevrolet Aveo, 57,243, 3. VW Vento, 50,114, 4. KIA Río, 18,821 y 5. Honda City, 14,601.

Como puede ver, el Versa domina el espectro con amplia ventaja, pero no por ser el mejor, sino el más conocido (y reconocido por su calidad, más no por su equipamiento, hay que decirlo). El Aveo competía en el segmento “A” de los más chicos, pero ha sido agrandado y Chevrolet lo pone aquí porque ya no tiene más el Sonic, auténtico nivel “B”. Y Dodge Attitude está arriba del Honda City, pero es segmento “A”, por eso no aparece acá. Sin embargo, estas cifras sólo nos dan un parámetro de por dónde se mueven las aguas del mercado de subcompactos “B” donde hay 19 diferentes apostadores.

Haga sus cuentas, revise su saldo en el banco, y tome la mejor decisión según sus necesidades y gustos de manejo. ¿Mercado? Hay.

Trajimos la versión EX Pack TA con modo manual. Muy efectiva.

Léa también

Ventas en EEUU fueron 69% SUV´s y 31% sedanes; bajará demanda a 16.8 Mlls. este año

La industria automotriz de Estados Unidos vendió en 2018 un 69% del mercado en camionetas …

2 Comentarios

  1. Tengo un Rio 2018, estoy muy contento con el, se siente bien en todos los sentidos, lo compré despues de evaluar casi todos los carros del mismo precio, y si duda este fue el mejor.

  2. Tengo un Río EX sedán 2018. Los 15 km/l son en consumo REAL, en tráfico pesadisimo no pasa de los 11-12 km/l y en condiciones favorables 18 km/l.
    Para mí no está nada mal considerando la potencia y la altura de CDMX, coches con menor potencia obviamente tendrán mejor consumo.
    Según yo no trae faros halógenos como el básico, si no xenón, además de luces direccionales que la verdad sirven de mucho en zonas poco iluminadas.
    Para ser un coche que arranca en 245 mil pesos no está tan mal en la tabla, el Versa es el más vendido pero cuenta con versiones peladas por menos de 200 mil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *