Aranceles al acero y aluminio.– Respiro para México y Canadá; chantaje de Trump ante negociaciones del TLCAN

Una vez que esta semana el Presidente Donald Trump declaró que México y Canadá eran países que quedaban excentos de los aranceles del 25% al precio del acero y del 10% al aluminio, la determinación del mandatario da un respiro al comercio entre los tres países firmantes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero se sabe que Estados Unidos utilizará la medida como “un chantaje político” para las renegociaciones del TLCAN en abril venidero.

Acero y aluminio, sin aranceles, de momento, hacia Estados Unidos.

Sabedores que el estilo de hacer negocios del Presidente Trump es tener elementos de control hacia sus interlocutores, faltaba la presión arancelaria, para que en la próxima mesa de negociaciones del TLCAN, que será en el mes de abril en Estados Unidos, este país se siente y diga que ya otorgó a México y a Canadá facilidades para seguir adelante en sus operaciones comerciales. Ahora, dirá, le toca a estos dos países permitir que Estados Unidos obtenga algún beneficio en los resultados hacia un nuevo TLCAN que se firmaría este mismo año, si las partes coinciden. En lo primero, la película “El arte de negociar”, del propio Trump, hace alarde de cómo debe un líder tener el control de la situación cuando debe negociar con terceros. En lo segundo, EEUU ha empujado hacia mayores contenidos de sus materias primas en automóviles, lo que no agrada del todo a sus contrincantes.

Canadá y México han dejada clara su posición sobre los capítulos del TLCAN referentes a reglas de origen. Se trata de respetar el contenido regional del 62% y de mantenerse alertas de lo que hoy en día la realidad impone: Que siendo la industria automotriz un sector globalizado, es imposible detener la presencia de cuartos países en los componentes que llegan a los autos y camionetas que se producen en la zona regional norteamericana.

Inmediato al anuncio de Trump de excentar a México y Canadá de los aranceles a la importación de acero y aluminio, el secretario mexicano Ildefonso Guajardo ha manifestado que las negociaciones del TLCAN son una cosa y los aranceles otra.

Veremos en abril, hasta donde el gobierno de Trump es capaz de dividir los temas, o si el favor hecho a México y Canadá en materia de aranceles comerciales, es usado como un chantaje para la renegociación del tratado.

Léa también

Arrestan en Alemania a Rupert Stadler, delegado consejero de Audi, por encubrimiento en “Escándalo Diesel”

La noticia provocó el escalofrío en todo el Grupo Volkswagen. Esta mañana, en Ingoldstadt, Alemania, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *