Premios, autos del año, líderes en satisfacción del cliente: ¿Es esto verídico?

Con 40 años de experiencia, Al Volante ha tomado como regla no difundir información sobre “Autos del Año”, “primeros lugares en satisfacción del cliente” y demás privilegios que, muchas veces, no son reales, no corresponden a una veracidad en la información. Expliquemos por qué las excepciones hechas.

¿Autos del Año? ¿ ¿Galardones pagados? (Fotos ilustrativas de archivo).

Recientemente una empresa encuestadora premió por sus índices de satisfacción del cliente en las agencias, a varias marcas. Al Volante ha participado como medio en la cobertura de los dos últimos eventos de esa casa evaluadora.

La primera vez, por cierto, se premió a la marca Ram como la que mejor atendía a sus clientes. Solo que, en la metodología, el número de ventas de la marca Ram no reflejaba el mínimo necesario para ser considerada como una “marca de volumen”. La encuestadora tomó en cuenta a esas agencias porque sumó como referente a las ventas de todo el Grupo FCA en México. Por tanto, el resultado de dicha encuesta y el premio, dejó a las dudas de la mayoría de los integrantes de la prensa especializada presentes en el anuncio, incluido Al Volante.

En días pasados, la misma encuestadora premió por satisfacción de clientes a la marca Audi en las de lujo y a FIAT en las generalistas por volumen. Pero, según las muestras y sondeos internacionales, para que un trabajo de esta índole tenga validez, debe cubrir por lo menos el 10% de encuestas por el número de ventas que se ha logrado en el mercado. Revisando los datos de la encuestadora referida, sus 7,000 entrevistas no cumplen con el estándar para considerarse una evaluación válida.

Otra cuestión es que la marca italiana no tiene las ventas necesarias para ser considerada junto con las otras marcas que venden mucho más. Pero la casa evaluadora de todos modos le da el premio. Aquí la suspicacia mexicana, en un país de horrible corrupción, hace dudar de la honradez y honorabilidad del resultado de la encuesta. ¿FIAT sobre Toyota en satisfacción del cliente? ¿Qué dicen los periodistas con experiencia y sin temores al qué dirán de las marcas? Parece que la mayoría se inclinan por dudar de estos resultados.

¿Mejores autos del mundo?

Historias de duda

En los años 90, al fin de la década, la exposición Auto Expo Mundial, la más representativa muestra de autos nuevos en México, llevó a cabo un premio al “Auto del Año”, mediante la recién creada asociación de periodistas del ramo. Pero resulta que, en las evaluaciones finales, uno de los integrantes del comité adelantó información confidencial a una de las marcas que estaban entre las finalistas. El premio, dada la calificación y metodología respetable, fue entregado a Mercedes-Benz, pero, tras bambalinas, la marca opositora hizo el esfuerzo por revertir el resultado final. Una muestra de los intereses que se manejan al nombrar al “Auto del Año”.

Una revista de los años 80 dio como premio “Auto del Año” a Ford. Pero resulta que todas las contraportadas de esa revista, durante muchos meses, fueron pagadas por Ford. Otra prueba más de la duda que existe cuando se nombra a un vehículo como el mejor.

Otro medio de comunicación impreso fue más democrático. Premió a diversas categorías pero en la mayoría, correspondían a vehículos de Volkswagen. Reportajes pagados e inserciones publicitarias, coincidían con pagos de dicha marca a esa revista. ¿Premios realmente democráticos?

Y así podríamos dar más ejemplos.

Al Volante decidió enviar a su analista a la entrega de los últimos dos galardones, donde vimos la constante de la inexactitud en los métodos de evaluación presentados. Cierto, teníamos que estar allí para poder hacer una crítica. Una vez evaluadas estas dos premiaciones, Al Volante llega a la conclusión de que no dará más cabida a estos procedimientos dudosos. Pero alza su voz para decirlo y denunciarlo con sus lectores. No ser cómplice de la mentira.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Léa también

Chevrolet Beat sedán 2017.– Fallas en caja de dirección y amortiguadores

Recién lanzado en este año 2017, el subcompacto A de General Motors de México, el …

Un comentario

  1. Pues si. Una revista del ramo de automóviles publicitaba con bombo y platillo (por ejemplo) en el mes de octubre de 2014 al “auto del año 2015”, cuando tal vehículo ni siquiera había salido a la venta. Sería más creíble hablar del “auto del año”, una vez pasado el año de ventas del vehículo y una vez constatado su rendimiento y fiabilidad.

    De hecho, en alguna edición de alguna revista, el premiado “auto del año” fue el que más problemas tuvo con su funcionamiento. Exacto, aquel que tenía la caja futurista powershift.

    Por lo que lo correcto sería premiar al “auto del año” al año siguiente al de sus ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *