Y el Salón del Automóvil, ¿para cuándo?

Por David Hernández (*)

Parece que la industria automotriz en México es una isla floreciente en medio de un mar de malas noticias económicas. La economía de México cerró el mes pasado (abril de 2017) con una inflación abultada, dejando la tasa anual de inflación del primer cuarto de este año en 5.82% (1) (comparada contra la anual hasta abril de 2016 que era 2.54%). ¡Cuidado! Este nivel de inflación anual es el más alto desde mayo de 2009).

El Salón del Automóvil en México es una urgencia nacional (Fotos de archivo).

Del dólar mejor ni hablamos, a veces nos conformamos con decir “bajó el dólar” porque algún día nuestra moneda se aprecia en 4 centavos mexicanos…nada.

Por el lado del petróleo: Las exportaciones mexicanas de petróleo y otros minerales, que en 2016 sumaron 18 billones de dólares, van cayendo en el ranking de exportaciones mexicanas, representando ahora tan sólo el 4.8% (2) de la exportación total mexicana, siendo que en el pasado reciente los hidrocarburos constituían más de la mitad de nuestras exportaciones y consecuentemente ingresos del exterior.

Hablando de esas mismas exportaciones: Al día de hoy, las exportaciones mexicanas de autos conforman el 23.6% de todas nuestros envíos al exterior, representando un valor de 88.1 billones de dólares. Comparemos esta cifra con los 18 billones del petróleo y la foto es clara, la industria automotriz es el principal pilar de la industria de exportación, por extensión es también pilar de la balanza comercial y en general de la economía de nuestro país.

¿La importancia de la industria no justifica el Salón del Automóvil?

Este escenario de cifras pone puntos a favor de la Industria Automotriz Mexicana. Ahora vayamos a elementos subjetivos: Vamos por el tercer año consecutivo (en esta era contemporánea) de celebrar en México una fecha de la Fórmula Uno. Llevamos desde 2004 –con un año de excepción– celebrando fechas del World Rally Championship, y en tiempos recientes, además de la Fórmula E, hemos tenido el World Endurance Championship en la República Mexicana. Muy bien.

Y entonces: ¿Por qué no tenemos un Salón del Automóvil –bajo el nombre que se le quiera dar–? ¿Qué falta para que las marcas de autos, quienes son los principales actores, se decidan a participar? ¿Cuál es y cuál debería ser el papel de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz en este asunto? ¿Cuál es el papel del Gobierno Federal?

Para algunos, la última pregunta, Gobierno Federal, puede ser una sorpresa. Sin embargo, veamos lo que la prensa ha documentado acerca de la participación del Presupuesto Público en la organización de carreras de Fórmula Uno en México. Cuando se anunció el proyecto, la revista Expansión (3) escribió que la inversión conjunta, de CIE y del Gobierno Federal, sería de 72 millones de dólares, cada año, por cinco años.  En 2015, Forbes (4) reportaba que el Gobierno Federal pondría “más de 210 millones de dólares”. No son inversiones pequeñas. Conviene recordar que cuando se habla de participación económica del Gobierno Federal en un proyecto, no es dinero propiedad del gobierno, ese recurso público que se crea a través de la tributación de particulares como quienes leen esto, empresas públicas y privadas, es decir, también con dinero de nuestros bolsillos se ha financiado ésta y otras carreras de autos.

México podría lograr el mejor Salón del Automóvil de América Latina.

El mismo artículo de Forbes dice que las cinco carreras contratadas de Fórmula Uno generarán en México alrededor de 18,000 empleos directos e indirectos. En comparación, la Industria Automotriz en ese mismo 2015 generaba 875,382 empleos directos. Entonces ¿Cómo es que se inyectan cantidades millonarias de dólares a un proyecto de tan sólo cinco años y no se puede promover el Salón que está soportado por una industria que genera 48 veces más empleos? Parece que aquí hay un espacio para revisar si el Gobierno Federal debería estar empujando la resurrección de un Salón del Automóvil en México.

¿No se merecen acaso los mexicanos un salón digno como cualquier otro país? En 2017, el calendario de la Fórmula Uno tiene veinte fechas, en la misma cantidad de países. Todos los países menos uno, tienen un Salón del Automóvil. México es el único que no lo tiene.

Organizar una carrera es negocio principalmente para quien es dueño de los derechos de esa carrera, es decir, el beneficio de las carreras y categorías que se han mencionado anteriormente se van a ir a otro país. Liberty Media, una compañía estadounidense es la dueña de la Fórmula 1. ¿Por qué no además de organizar las carreras hacemos un Salón que deje el recurso aquí donde se están fabricando los autos y están los empleos de las familias que los producen?

La responsabilidad del Gobierno Federal para la organización del Salón del Automóvil.

Parece que uno de los obstáculos para hacer un Salón en toda forma es que se ha malinterpretado el objetivo de un Salón del Automóvil. Estos eventos Internacionales no se hacen para prospectar clientes y vender coches ahí. Se celebran con el ánimo de dar a conocer al público las novedades y modelos existentes, los avances de cada marca y sugerir a los asistentes la ida de adquirir un nuevo auto. Pero de ahí a convertirlo en una Feria del Crédito hay gran distancia. No se puede contabilizar el éxito de un Salón en términos de venta en el menudeo. Eso es tan equivocado como medir el efecto de la publicidad en ventas. La publicidad no vende, son los vendedores quienes venden, lo que hace la publicidad es generar interesados que acudan a la tienda, luego será el área comercial quien convierta a esos prospectos en compradores. Lo mismo pasa con un Salón de Autos, no se trata de vender, sino de generar interés, fijar en la mente del público una marca o modelo y darle a los aficionados un escaparate lúdico para disfrutar de la industria.

Algunos ejecutivos de marcas que en México rechazan la participación en un Salón opinan que “es mejor gastar el dinero que se gastaría en un salón en publicidad o en descuentos al público”. Rara esa respuesta, porque en los países de origen de la marca que representan –en todos los casos– sí se hacen Salones Anuales. Si ese fuera el pensamiento corporativo no veríamos a la casa matriz de cada una de las marcas que tienen presencia en México montando un stand en Ginebra, o en Tokio, o en Detroit, etcétera.

Otro actor que podría ser el artífice de un Salón así puede ser quien también es el máximo vendedor de autos en México: La Banca. Sí, las financieras son quienes más autos venden porque más de la mitad de los autos vendidos se venden a crédito. Y son pocos los bancos y financieras de marca que otorgan estos créditos, así que ellos concentran la máxima capacidad de venta, más fuerte que muchas marcas en lo individual. Son las fuentes de financiamiento quienes también se podrían beneficiar de un Salón que genere el deseo del público por adquirir un auto.

Al final, como veíamos al principio, está creciendo la demanda de autos. Hay cada vez más público que desea un automóvil propio, tenemos más eventos automotores, más venta, más industria. ¡Ya hace falta un Salón!

(*) Actualmente es director de ventas y mercadotecnia de Suzuki Motor de México. Amablemente ha aceptado enviarnos algunas colaboraciones del sector automotriz nacional y su mercado, por lo que el Café Express se muestra honrado con su participación, dada su experiencia y honorabilidad en el medio.

(1) (mayo 12, 2017) “Inflación se disparó hasta 5.82% durante abril: INEGI”, El Economista, Recuperado de http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2017/05/09/inflacion-se-disparo-hasta-582-durante-abril-inegi
(2) Workman D, (marzo 16, 2017) “Mexico’s Top Ten Exports”, WTEx, recuperado de http://www.worldstopexports.com/mexicos-top-exports/
(3) Pérez I, (marzo 19, 2015) “Fórmula 1, ¿negocio redondo en México?” Forbes México, recuperado de https://www.forbes.com.mx/formula-1-negocio-redondo-en-mexico/
(4) Cantera S, (julio 23, 2014) “Fórmula 1 generará 2,000 MDD en México”, Expansión, recuperado de http://expansion.mx/negocios/2014/07/23/formula-1-generara-2000-mdd?internal_source=PLAYLIST
(5) PROMEXICO, (2016) “La Industria Automotriz mexicana: Situación actual, retos y oportunidades” PROMEXICO, Secretaria de Economía, recuperado de http://www.promexico.mx/documentos/biblioteca/la-industria-automotriz-mexicana.pdf

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn2Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *